"Los jamones y embutidos Herencia Ibérica son el resultado de una minuciosa selección de cerdos escogidos por la pureza de su raza, cuidada alimentación y crianza. A esta selección de materias primas incorporamos nuestra experiencia en la elaboración artesanal y un clima ideal que hacen de estos productos un auténtico manjar."

"Nuestro jamón se distingue del resto por su textura, aroma y sabor. Con su curación que suele extenderse hasta los 36 meses, obtenemos un sabor delicado, poco salado o dulce y aroma agradable lo que lo hace un artículo muy apreciado en la alimentación, considerado de alta cocina o lujo gastronómico."